IMPERMEABILIZACIÓN CON POLIUREA EN CALIENTE EDIFICIO CÓNSUL.

IMPERMEABILIZACIÓN CON POLIUREA EN CALIENTE EDIFICIO CÓNSUL.

Las impermeabilizaciones a base de poliurea en caliente son uno de los sistemas más avanzados y que ofrecen más seguridad frente a filtraciones y humedades, pero existen una serie de factores que pueden hacer fracasar el objetivo de nuestro trabajo.

Para conseguir un óptimo resultado con este sistema de impermeabilización hay que barajar varios factores tales como la homogeneidad, firmeza, ausencia de irregularidades y limpieza del soporte; así mismo la imprimación, a base de epoxi en base acuosa, previa a la aplicación de la poliurea es de vital importancia ya que dotará al soporte de la consistencia y adherencia necesaria para la aplicación del producto final, la cantidad de la imprimación a aplicar depende en gran medida de la rugosidad del soporte y de la temperatura ambiente, necesitando más cantidad mientras más rugoso sea el soporte y menor la temperatura ambiente; en este sistema de impermeabilización son tanto o más importante que la poliurea en sí, el soporte y la imprimación. Otro factor añadido, cuando acometemos obras de rehabilitación, en el que tenemos que prestar especial atención son los solapes o uniones de zonas de nueva impermeabilización con poliureas o membranas, con antiguas impermeabilizadas con telas asfálticas especialmente, el problema se agrava cuando las antiguas láminas están descompuestas o en mal estado. La solución básica es la unión de ambas zonas con productos compuestos a base de betún y polímeros.

Compartir este artículo

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Inicia sesión para enviar comentarios